Bono Pdvsa 6% 2022 y Goldman Sachs

La noche del pasado 28 de mayo, The Wall Street Journal (WSJ) publicó una noticia sobre la venta de $2.800 millones del bono Pdvsa 6,0% 2022, en posición del Banco Central de Venezuela (BCV), al banco de inversión Goldman Sachs a través de un intermediario (broker)Según WSJ, el precio que se pagó por dicho bono fue de 31% del valor nominal, representando un desembolso de $865 millones.

El bono en cuestión, fue emitido en forma privada por Pdvsa el 28 de octubre de 2014 y dirigido en su totalidad al BCV, por un monto de $3.000 millones.

El 30 de mayo, Goldman Sachs confirmó la compra del bono Pdvsa 6% 2022 a través de un broker, el cual se mantiene en fondos y cuentas manejadas a clientes. Agregaron que consideran que la situación del país mejoraría en el tiempo.

Impacto en Mercado Financiero

Para la República esta operación se realizó en términos poco competitivos. Al evaluar la cotización del precio del bono Pdvsa 6,0% 2022 en el mercado, observamos que entre abril y mayo se ubicó en torno a 45%. Además, si analizamos la curva de rendimiento de bonos de Venezuela/Pdvsa, se observa que a un tenor de 5 años se refleja un rendimiento de 28%, mientras que el rendimiento obtenido por Goldman Sachs fue de 42%, al adquirir el bono a un precio de 31%. Lo antes expuesto evidencia un aumento significativo en el costo requerido de financiamiento (28% vs. 42%) por las contrapartes internacionales para préstamos de gran magnitud.

A pesar del alto costo, esta operación generó liquidez al país en medio de una delicada situación de caja. Esto se evidenció en el comportamiento de las Reservas Internacionales del BCV, como se puede apreciar en el siguiente gráfico. Entre el miércoles 24 y jueves 25 las reservas se incrementaron en $749 millones para ubicarse en $ 10.855 millones.

rrii may17.001

Goldman Sachs al involucrarse en esta operación financiera, pareciera reafirmar la tesis de un Recovery Value (valor mínimo de un bono ante un evento crediticio) en torno a un 30% para los bonos de Pdvsa. Adicionalmente refleja una expectativa positiva sobre el desempeño del emisor.

El problema para Venezuela radica en que el margen de maniobra comienza a mermar. Por una parte el costo requerido de financiamiento (tasa de descuento) ha aumentado considerablemente, reduciendo la cantidad de efectivo que puede recibir el gobierno en ventas futuras de bonos. Por ejemplo, si el gobierno deseara vender hoy los $5.000 millones que mantiene del bono Venz 6,5% 2036, bajo las mismas condiciones de la operación de Goldman Sachs, obtendría cerca de $1.370 millones (costo requerido de financiamiento de 27%, que se traduce en un precio de 25%).

Por otra parte, el ruido generado por la prensa internacional y la presión ejercida desde la Asamblea Nacional de Venezuela sobre esta operación, incrementa el riesgo reputacional asociado a operar con el gobierno. Razón por la cual, consideramos que puede haber una reducción en la cantidad de contrapartes dispuestas a participar en una futura negociación.

Concluimos que en el corto plazo la generación de caja en medio de la crisis de liquidez y el apetito de Goldman Sachs por bonos de Pdvsa genera una expectativa positiva. Sin embargo, en el mediano plazo consideramos que el aumento en el costo requerido de financiamiento y la reducción de posibles contrapartes podría mermar el margen de maniobra, incidiendo de forma negativa en la capacidad de pago.

Con base a lo expuesto anteriormente, consideramos prudente mantener una exposición moderada en los bonos de Venezuela y Pdvsa, optando por bonos defensivos (precios bajos), tal es el caso de los bonos Pdvsa 6,0% 2026 y Pdvsa 5,375% 2027, los cuales cotizan actualmente por debajo de 40%, limitando la perdida ante un evento crediticio.

Para suscribirse a nuestro boletín de ideas de inversión gratuito, haga click  Aquí

1 Comment

  1. J. Medardo Lorenzo dice:

    Espero sus boletines

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *